lunes, 26 de marzo de 2012

RESEÑA 1

Con el paso de los años, los videojuegos han sufrido  de ataques de los medios y de médicos, diciendo que estos influencian negativamente a los jóvenes en su comportamiento, haciendo que se vuelvan  violentos y asociales.
Juan Alberto Estallo Marin nació en 1959 en Barcelona, España; se graduó de psicología en el año 198 1y desde 1982 desarrolla   actividad profesional en el Instituto Municipal de Psiquiatría de Urgencias (IMPU).En 1997  saco una investigación titulada Psicopatología  y Videojuegos  donde trata a fondo  diferentes conceptos y prejuicios que tiene la sociedad acerca de los videojuegos, tales como si estos afectan el desarrollo intelectual  o produce agresividad.
Los medios de comunicación se encargaron de divulgar ideas tales como que los videojuegos vuelven violentos a las personas, dañan su desarrollo intelectual o los hace asociales, afirmaciones que ninguna investigación ha podido comprobar que sea cierto, pero si existen estudios que afirman que los videojuegos en vez de perjudicar a las personas, les contribuye a mejorar aspectos  tales  como la coordinación óculo-manual, la curiosidad, los reflejos  y la estrategia.


Un estigma común que tienen las personas respecto a los juegos de video es que estos atrofian el desarrollo intelectual del video jugador  diciendo frases tales como “ si continuas jugado eso, te vas a dañar el cerebro” o “ esos juegos los vuelven zombies, los emboban” frases que cualquier niño escucho de su madre y que la sociedad en general piensa que es verdad, pero este pensamiento se debe a falta de conocimiento de como funcionan los videojuegos, tal como lo dice Juan Estallo en su investigación “De modo general podemos considerar como la aceptación del videojuego como fenómeno de masas puede mejorar el rendimiento intelectual y ayudar a los estudiosos de la percepción a una mejor comprensión de los mecanismos implícitos en el proceso de la información y en el conocimiento de las habilidades motrices”;  Juan Alberto se baso en juegos tales como Asteroids  donde es imprescindible una buena coordinación óculo manual ya que en el juego, el jugador es una nave que esta atrapada en una lluvia de asteroides los cuales, juntos con naves enemigas, tiene que destruir para no perder, la clave de este juego es que la gravedad  y los aceleradores tienen un papel muy importante ya que  hay que saber cuando apretarlo  y cuando no, para poder ganar la partida y también se baso en la mayoría de los videojuegos que  dan  una serie de reglas que se  presentan al principio y  con la experiencia con que se avanza en el juego, el jugador descubre estrategias para poder mejorar su rendimiento, esto ayuda al proceso deductivo del video jugador.

En cuanto a la agresividad el autor dice “….El efecto negativo descubierto en el anterior estudio parecía tener una vida corta y no presentar efectos mórbidos a medio o largo plazo. No obstante se podría argumentar que la experiencia de niveles moderados de ansiedad y hostilidad podría ser beneficioso para algunos jugadores, proporcionándoles una oportunidad para aprender como manejar estas emociones”. Marín  no saco una conclusión concreta, sino que se baso en estudios anteriores y saco conclusiones de estos. Existe  hay un problema con las investigaciones usadas, ya que en  algunas colocaron a jugar videojuegos violentos a niños de  6 a 9 años, estos videojuegos claramente tendrán repercusiones en estos ya que todavía son inocentes y fácilmente influenciables por cosas, tendiendo a imitar todo lo que ven o escuchan, haciendo que la investigación obviamente concluyera que los videojuegos si alteran la conducta llevando a cometer actos agresivos.
 los videojuegos  pueden ser como desestrezantes de la vida diaria, hay casos los cuales las personas   juegan cuando se sienten  estresados o frustrados y al finalizar se sienten como nuevos e incluso felices, seria interesante que se hiciera un estudio sobre la violencia en los videojuegos pero tomando como pruebas a personas mayores de edad, que sepan discernir entre lo correcto , lo incorrecto y entre lo real e irreal, para que así el estudio este bien estructurado y puedan sacar conclusiones reales para averiguar si verdaderamente los videojuegos aumentan la agresividad de las personas.



Los videojuegos  en vez de perjudicar al jugador, los pueden beneficiar en diferentes aspectos tales como la coordinación óculo manual,  inteligencia cognitiva, motricidad fina, imaginación  y la perseverancia ; en cuanto a la conducta agresiva , no se ha establecido si verdaderamente existe una relación entre  los juegos violentos y conducta agresiva de los jugadores, en el estudio de Juan Alberto tampoco estableció si estos verdaderamente cambian la conducta de sus jugadores.
El estudio del autor es  muy objetivo,  trata de sacar la verdad sobre las preguntas que se plantea si la intención de dañar la imagen de los videojuegos sino para tener la respuesta correcta. En cuanto a las conclusiones, fueron muy objetivas y acertadas, porque  las saco de manera objetiva e investigando anteriores estudios para compararlos y poder tener un panorama muchos mas amplio, viéndolo del lado de los jugadores y de los médicos.
Los videojuegos es el pasatiempo favorito de los jóvenes y de los niños, en el que invierten horas y horas, pudiendo ocasionar que pierdan el sentido del tiempo ocasionando que jueguen mas tiempo del debido, algo grave porque puede hacer que falta a citas importantes, el colegio o la universidad, así que los padres son quienes deberían controlar  el tiempo para jugar, para que  no pierdan de vista el mundo real y su deberes. Entonces ¿es el uso excesivo de videojuegos el que es verdaderamente nocivo?, como dice la frase popular “ cualquier cosa en exceso es mala”.






No hay comentarios:

Publicar un comentario